Chistes largos

  • Chistes geniales – El chihuahua, la pantera y el mono.

    Chistes largos y de animales geniales.

    Un tipo va al África y, para no sentirse tan solo, decide llevar a su perro, un chihuahua miedoso. El primer día del safari, el animal, muy contento, se pone a corretear detrás de las mariposas y cuando menos se lo esperó ya se había separado del grupo. El chihuahua, desesperado, empezó a buscarlos cuando, en eso, ve que una pantera muy enfurecida se dirigía hacia él dispuesta a comérselo. Asustado, rápidamente piensa qué hacer; ve unos huesos que estaban junto a él y los empieza a morder con mucha ferocidad. Justo cuando la pantera lo iba a atacar, el perro exclama: – ¡Mmmmmm, qué rica pantera me acabo de comer! La pantera, al escuchar eso, se frena con estruendo y huye muy asustada mascullando: – ¡Jodido perro, por poco me come a mí también! Pero arriba de un árbol, estaba un mono cabrón que vio todo lo que había pasado. Éste se baja muy rápido y va tras la pantera para contarle todo lo que vio. Al escuchar aquello, la pantera, muy enojada, le ordena al mono: – Súbete, vamos a buscar a ese maldito perro para ver quién se come a quién. El perrito se da cuenta que la pantera viene, con el simio trepado, dispuesta a todo. En un instante, el perro adivina que el mono fue con el chisme pero en lugar de correr, se da la vuelta como si no hubiera visto nada y se pone a leer un periódico. Cuando la pantera ya lo iba a atacar, el perro se queja: -¡Pinche mono de los cojones!!!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y todavía no regresa!
    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Chistes geniales – ¿Te acuerdas amor?

    Una mujer se despierta a las 4 de la mañana y se da cuenta de que su marido no está con ella en la cama. Va hasta la cocina y lo encuentra sentado en silencio, a oscuras, tomando una taza de café.
    Enciende la luz y ve como el marido se quita una lágrima del ojo mientras sigue bebiendo en silencio.
    – ¿Qué te pasa querido? ¿Qué haces aquí solo a estas horas de la noche?

    El, girando para mirarla, dice:
    – ¿Te acuerdas hace 20 años, cuando comenzamos a salir juntos, que tú tenias 16 años y yo 20?
    – Claro que me acuerdo.
    – ¿Y te acuerdas cuando tu padre nos encontró… en el asiento de atrás de mi coche?
    – Si que me acuerdo, responde ella tiernamente acercándose a el.
    – ¿Y recuerdas que tu padre me puso la escopeta en el pecho y me dijo que debía casarme contigo o me denunciaba y me pasaría 20 años en la cárcel?
    – Claro cariño, también me acuerdo, Papá siempre tan furioso con mis novios !!…¿Pero a qué viene eso?
    Mientras se quita otra lágrima que le corre por su mejilla y con la voz quebrándose en un lastimero llanto, el responde:
    – Pues bien… hoy… precisamente el día de hoy… ESTARÍA SALIENDO DE LA CÁRCEL Y SERÍA LIBRE !!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • El niño del armario

    Chistes buenos – El niño del armario que dice “está muy oscuro aquí dentro”

    Un niño de 10 años vuelve a casa antes de lo previsto al haber acabado las clases antes.

    Al entrar, ve a su madre con un hombre que no lo conoce des nudos en la cama, y al darse cuenta que no se han percatado de su presencia, se esconde en el armario para observar lo que hacen.

    En ese instante el marido de la mujer llega también antes de hora, y la mujer mete a toda prisa a su amante en el armario también, sin darse cuenta que dentro estaba su hijo.

    El niño dice : “Está muy oscuro aquí dentro.”

    El hombre contesta sorprendido, “Si, así es.”

    El niño sigue hablando y le dice:  “Tengo un balón de fútbol.”

    “Ah, muy bien.”

    “¿Quieres comprarlo?”

    “No, gracias.”

    “Mi padre está ahí fuera.”

    “De acuerdo, ¿cuanto pides por el?”

    “500 Dólares”

    “Un poco caro, pero de acuerdo”

    Unas semanas más tarde sucede de nuevo lo mismo, y el niño y el amante se encuentran de nuevo escondidos en el armario.

    “Está muy oscuro aquí dentro.”

    “Si, así es.”

    “Tengo unos guantes de portero.”

    El amante, recordando la última vez que se encontraron, pregunta: “¿Cuanto pides por ellos?”

    “500 Dólares”

    “De acuerdo”

    Pocos días más tarde, el padre le dice al niño:

    “Coge tu balón y guantes de portero, y vamos fuera a jugar un rato.”

    El niño contesta, “No puedo, los he vendido.”

    El padre pregunta, “¿por qué precio?”

    “1000 Dólares”

    El padre contesta, “Es terrible aprovecharse de un amigo…

    Ese precio es exagerado por las dos cosas…

    Hoy vamos a la iglesia para que te confieses”

    Juntos se dirigen a la iglesia, y una vez allí el padre mete al niño en el confesionario.

    Niño: “Está muy oscuro aquí dentro.”

    El cura contesta: “No empieces de nuevo, hijo de p$&#

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • La primera percepción de una persona es diferente de los demás – Chistes largos

    La primera percepción de una persona es diferente de los demás.

    Chistes buenos.

    • Los hombres jóvenes perciben que se trata de un lindo cul#.
    • Los medianamente observadores definieron esto como un cul# cruzando la calle.
    • Los muy observadores advirtieron el tanga.
    • Para los hombres maduros se trata de una hermosa mujer con un lindo cul# que está cruzando la calle.
    • Los pervertidos se imaginaron la mujer des nuda.
    • Los hombres inteligentes ponderaron que el fotógrafo haya compartido semejante belleza con el resto de la humanidad.
    • Para la mitad de las mujeres se trata de una ordinaria que no debería vestirse de esa manera.
    • Casi la otra mitad de las mujeres se preguntó dónde habrá comprado esa camisa.
    • Las mujeres inteligentes se imaginan que va a ser de esa guarra cuando llegue a los 50.
    • Los niños, los monjes del Tibet, los abogados… vieron que … UN PERRO ESTABA CONDUCIENDO EL TAXI.

    Chistes Geniales

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Chistes largos – Soy el que deje embarazada a su hermosa hija

    Soy el que deje embarazada a su hermosa hija

    Un tipo llega a su casa y su hija adolescente le dice que tiene algo muy importante que contarle:

    – Papá, estoy embarazada.

    – ¡Ay, qué desgracia! ¡Qué habré hecho yo para que me pase esta desgracia!

    De repente se oye en la calle el rugir del potente motor de un Ferrari, se asoman y ven a un negro salir del coche, toca en la puerta y entra en el domicilio:

    – Buenas, mi nombre es Charlie y soy el que ha dejado embarazada a su hija. Pero no se preocupe pues voy a hacerme cargo del bebé.

    – Soy un importante empresario. Sólo por ser usted mi “suegro” le ingresaré un millón de dolares en su cuenta corriente.

    En cuanto al futuro bebé, si es niño se llamará Charlie como yo y le haré heredero de mi cadena de hoteles, si es niña se llamará Antonia, como su madre, y heredará mi cadena de peluquerías y si por alguna razón, que no quiera Dios, no nace…

    Interrumpe el padre diciendo:

    -¡Pues te la tiras otra vez a mi hija!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Chistes buenos – La vida miserable que llevo

    El hombre con muy mala suerte.

    Cuando yo nací, el médico fue a la sala de espera y le dijo a mi papá:

    Hicimos lo que más se pudo, pero nació.

    El médico en vez de darme una nalgada, ¡Nos cagó a golpes a mi mamá y a mí!

    Mi madre nunca me dio el pecho porque decía que sólo me quería como amigo..

    Aunque a veces, decidía ignorarme y entonces me daba la espalda.

    Vengo de una familia estúpida: en la guerra civil mi padre luchó por los extranjeros.

    Mi padre era imbécil.

    Trabajaba en un banco… hasta que enrejaron la plaza.

    El último deseo de mi padre moribundo fue que me sentara en su regazo: estaba en la silla eléctrica.

    Pronto me di cuenta de que mis padres me odiaban:

    Mis juguetes para la bañera eran una tostadora y una radio.

    Aprendí a caminar a los 3 meses, ¡porque era tan feo que nadie me quería cargar!

    Cuando tenía 5 añitos, un día me perdí.

    Le pregunté al policía si creía que íbamos a encontrar a mis padres.

    Me contestó:

    “¡No lo sé! Hay demasiados sitios donde se pueden esconder”.

    Trabajé en una tienda de animales. La gente no paraba de preguntarme cuánto iba a crecer.

    Pero peor fue cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron a mi madre un trozo de mi dedo y mi madre dijo que quería más pruebas.

    Una vez me encontré a las autoridades sanitarias. Me ofrecieron un cigarrillo.

    Un día me llamó una chica a casa diciéndome:

    “Ven a casa, no hay nadie”.

    Cuando llegué a su casa no había nadie.

    A mi mujer le gusta hablar conmigo después del s3xo. El otro día me llamó a casa desde un hotel.

    Una vez ingerí un frasco entero de tranquilizantes.

    El doctor me dijo:

    “Tómese una copa y acuéstese un poco”.

    Me iba a suicidar tirándome desde un décimo piso. Mandaron un cura para ayudarme.

    Sus palabras de ánimo fueron: “Preparados, listos…”

    Luego, fui al psiquiatra y me dijo que me estaba volviendo loco.

    Yo le dije que quería una segunda opinión y me gritó:

    “De acuerdo, ¡¡¡usted también es feo!!!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Chistes largos – Un hombre que nunca en su vida ha mirado un pingüino

    El hombre que no ha visto un pingüino

    Un día el subdirector le dice a su ayudante:

    -Por casualidad usted a visto alguna vez un pingüino?

    – No.

    – ¡Al despacho del director!

    Cuando llega le dice al director:

    – El subdirector me a mandado aquí porque nunca he visto un pingüino.

    – ¿Que no has visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡¡¡Despedido!!!!!!!

    Cuando llego a casa le pregunta su mujer:

    – ¿Qué te pasa? – me han despedido!

    – ¿Por qué?

    – Mira, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido y todo porque no he visto un pingüino.

    – ¿Que no has visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡Divorcio!!!!!!

    Su hijo cuando le ve le pregunta:

    – ¿Papá qué te pasa?

    – Mira, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, tu madre me ha pedido el divorcio y todo porque no he visto un pingüino.

    – ¿Que no has visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡Ya no te quiero!!!!!!

    Un policía le ve por la calle y le pregunta:

    – ¿Qué le pasa señor?

    – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio y mi hijo ya no me quiere y todo porque no he visto un pingüino.

    – ¿Que no ha visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡A la cárcel!!!!!!

    En la cárcel le pregunta otro policía:

    – ¿Qué le pasa señor?

    – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado aquí y todo porque no he visto un pingüino.

    – ¿Que no ha visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡Le mato!!!!!!

    – En el cielo un ángel le pregunta:

    – ¿Qué le pasa señor?

    – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado a la cárcel, otro me ha matado y todo porque no he visto un pingüino.

    – ¿Que no ha visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡Al infierno!!!!!!

    – En el infierno un diablo le pregunta:

    – ¿Qué le pasa señor?

    – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado a la cárcel, otro me ha matado, en el cielo un ángel me ha mandado aquí, y todo porque no he visto un pingüino.

    – ¿Que no ha visto un pingüino?

    ¡¡¡¡¡Al piso bajo!!!!!!

    – En el piso de abajo un señor le pregunta:

    – ¿Qué le pasa señor?

    – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado a la cárcel, otro me ha matado, en el cielo un ángel me ha mandado al infierno, el diablo me ha mandado aquí y todo porque no he visto un pingüino.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Cambiando el nombre del aparato reproductor masculino

    Un grupo de mujeres estaban reunidas, eran como quinientas y solo había un punto en el orden del día.

     

    En un tiempo determinado sonó una campanilla y hubo un silencio rotundo. Desde la tarima, la conductora del evento, con gesto severo, pero a la vez mostrando algo de “complicidad interna”, instaló la Asamblea.

     

    “Buenos días compañeras y bienvenidas!!.

     

    Todas estamos reunidas, de forma urgente, para cambiarle hoy el nombre al Aparato Reproductor Masculino. Gritos, muchos gritos, y aplausos de todas las asistentes. Entonces la conductora del evento, casi engreída, empezó a soltar preguntas e incógnitas:

     

    – “¿Por qué decirle pito?,  ¿si nunca suena?” (Se escucho una ovación de gritos y aplausos)

     

    – “¿Por qué le llaman pájaro?, ¿si nunca vuela?” (Se escucho una ovación de gritos y aplausos)

     

    – “¿Por qué le dicen palo?, ¿si en realidad no es madera?” (Se escucho una ovación de más gritos y más aplausos)

     

    – “¿Por qué le dicen pistola?,  ¿si no mata?”. (Aumentan los gritos y los aplausos)

     

    – “¿Por qué le dicen banano o plátano?,  ¿si no es una fruta?” (Ruido ensordecedor por los gritos y los aplausos)

     

    – “Por qué le dicen polla si no dice ni pío y ni come maíz? (gritos intensos y se redoblan los aplausos)

     

     – “¿Por qué le dicen miembro?, ¿si no pertenece a ningún club?” (Gritos con muchísimo entusiasmo y sonoros aplausos)

     

    – “¡Desde hoy, mis amigas  y asambleístas, lo llamaremos Bill Gates!!

     

    SILENCIO TOTAL EN  EL RECINTO, TODAS SE MIRAN CON ASOMBRO,  SUS CARAS ESTUPEFACTAS Y LLENAS DE INTERROGACIÓN.

     

    Pasados unos cuantos minutos por esa sorpresa de todas las asistentes, menos, claro está, de la que conducía el evento, una mujer a lo lejos levanta su mano su mano derecha y le pregunta:

     

    -“Señora directora: ¿A qué se debe ese nombre?”.

     

    La que conducía el evento, ligeramente, con una sonrisa de complacencia y una boca abierta de oreja a oreja, responde con seguridad e intensa voz grave y sonora:

     

    – “Muy sencillo, mi estimada compañera:

     

    ¡¡Porque es asquerosamente rico!!!”.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Lo bueno, lo malo y lo feo
    • Lo bueno: Tu novia esta embarazada.
    • Lo malo: Son gemelos.
    • Lo feo: Hace tiempo que te hiciste la vasectomía.

     

    • Lo bueno: Tu esposa te dejó de hablar.
    • Lo malo: Quiere el divorcio.
    • Lo feo: Es abogada.

     

    • Lo bueno: Finalmente tu hijo ha madurado.
    • Lo malo: Crees que se anda tirando a tu vecina.
    • Lo feo: Tu también.

     

    • Lo bueno: Tu hijo estudia mucho en su cuarto.
    • Lo malo: Encontraste varias revistas contenido prohibido a escondidas.
    • Lo feo: Son de hombres sin ropa.

     

    • Lo bueno: Tu esposa y tú finalmente se ponen de acuerdo, no más bebés.
    • Lo malo: No encuentras las pastillas anticonceptivas
    • Lo feo: Tu hija las tiene.

     

    • Lo bueno: Tu esposo entiende de modas.
    • Lo malo: Le gusta vestirse de mujer.
    • Lo feo: Luce mejor que tú.

     

    • Lo bueno: Le explicas el s3x_ a tu hija con abejitas y flores.
    • Lo malo: Te interrumpe muy seguido…
    • Lo feo:…para corregirte.

     

    • Lo bueno: Tu hijo tiene una nueva conquista.
    • Lo malo: Se trata de otro hombre.
    • Lo feo: Es tu mejor amigo.

     

    • Lo bueno: Tu hija tiene un nuevo trabajo.
    • Lo malo: En una casa de masajes…
    • Lo feo: Tus compañeros de trabajo son sus mejores clientes.
    • Lo más feo: Gana más que tú.
    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Un ancianita sorprende a un ladron torpe

    Anciana sorprende a ladrón

    Una anciana acababa de regresar a su hogar después de una tarde de servicios religiosos cuando se percató de que en su domicilio había un intruso.

    Lejos de asustarse, la mujer sorprendió. al hombre en el acto mientras le estaba robando sus objetos de valor y le gritó:

    “¡Detente, Hechos 2:38!” (Arrepiéntanse y sean bautizados, en el nombre de Jesucristo para que sus pecados sean perdonados).

    El ladrón se detuvo en seco.

    La mujer llamó tranquilamente a la policía y le explicó lo que había hecho.

    Cuando el oficial esposó al hombre para que lo llevara, le preguntó al ladrón:

    ¿Por qué te quedaste allí?…

    Lo único que hizo la anciana fue gritarle un versículo de las Sagrada Escritura.

    “¿Sagrada Escritura?” respondió el ladrón.

    “¡Dijo que tenía un hacha y dos revólveres 38!”

    Compartir
    Seguir leyendo →
Facebook Comentarios
Compartir