Chistes largos

  • Pareja en terapia

    Marido y mujer acuden al psicólogo tras 20 años de matrimonio. Cuando les preguntan cuál es el problema, la
    mujer saca una lista larga y detallada de todo lo que ha tenido que soportar durante esos 20:

    • Poca atención
    • Falta de intimidad
    • Falta de comunicación
    • Vacío
    • Soledad
    • No sentirse valorada
    • No sentirse amada
    • No sentirse deseada, etc., etc., etc.
      Finalmente, el terapeuta se levanta, se acerca a la mujer, le pide que se levante y la abraza y la besa
      apasionadamente, la recuesta en el diván, le quita la ropa y, ¡pim, pam, pum! ¡La deja como un trapo!
      Mientras, el marido observa estupefacto, con una ceja más alta que la otra.
      La mujer se queda muda… Cuando el doctor termina, ella se acomoda la ropa, se arregla el cabello y se sienta en la
      silla medio aturdida.
      El terapeuta se dirige al marido y le dice:
    • “Esto es lo que su esposa necesita, al menos 3 veces por semana. ¿Cree que pueda?
      El marido lo medita un instante y responde:
    • Yo la puedo traer los lunes, pero los miércoles y viernes… ¡tengo fútbol!
    Compartir
    Seguir leyendo →
  • 3 Locos en el desierto

    Chistes Largos – 3 Locos en el desierto

    En una ocasión se encontraron tres locos en un desierto. Llevaban varios días de recorrido y no habían encontrado nada para comer y mucho menos para beber. Después de cinco días, los tres locos encontraron un coche viejo en medio del desierto, uno de los locos pregunta:
    – ¿Para qué nos puede servir este coche?
    El segundo le contesta:
    – Yo no sé, pero tiene que servir para algo.
    A lo que el tercero le responde:
    – Yo me voy a llevar un asiento para sentarme cuando me canse.
    Le dice el segundo:
    – Yo me voy a llevar el radiador para tomar agua cuando tenga sed.
    El primer loco dice:
    – Pues, yo me voy a llevar una puerta.
    Y los otros locos le dicen:
    – ¿Una puerta? ¿Y para qué?
    A lo que el primer loco le contesta:
    – ¡Para bajar los cristales cuando tenga calor!

     

    Chistes largos – Nunca he visto un pingüino

    Un día el subdirector le dice a su ayudante: -por casualidad usted a visto alguna vez un pingüino?
    – No. – ¡Al despacho del director! Cuando llega le dice al director: -el subdirector me a mandado aquí porque nunca he visto un pingüino. – ¿Que no has visto un pingüino? ¡¡¡¡¡¡¡Despedido!!!!!!!
    Cuando llego a casa le pregunta su mujer: -que te pasa? -me han despedido!, – ¿Por qué? – Mira, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido y todo porque no he visto un pingüino.
    – ¿Que no has visto un pingüino? ¡¡¡¡¡Divorcio!!!!!!
    Su hijo cuando le ve le pregunta: – ¿Papá que te pasa? – Mira, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, tu madre me ha pedido el divorcio y todo porque no he visto un pingüino.
    – ¿Que no has visto un pingüino? ¡¡¡¡¡Ya no te quiero!!!!!!
    Un policía le ve por la calle y le pregunta: – ¿Qué le pasa señor? – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio y mi hijo ya no me quiere y todo porque no he visto un pingüino. – ¿Que no ha visto un pingüino? ¡¡¡¡¡A la cárcel!!!!!!
    En la cárcel le pregunta otro policía: – ¿Qué le pasa señor? – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado aquí y todo porque no he visto un pingüino. – ¿Que no ha visto un pingüino? ¡¡¡¡¡Le mato!!!!!!
    – En el cielo un ángel le pregunta: – ¿Qué le pasa señor? – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado a la cárcel, otro me ha matado y todo porque no he visto un pingüino.
    – ¿Que no ha visto un pingüino? ¡¡¡¡¡Al infierno!!!!!! – En el infierno un diablo le pregunta:
    – ¿Qué le pasa señor? – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado a la cárcel,
    otro me ha matado, en el cielo un ángel me ha mandado aquí, y todo porque no he visto un pingüino.
    – ¿Que no ha visto un pingüino? ¡¡¡¡¡Al piso bajo!!!!!!
    – En el piso de abajo un señor le pregunta: – ¿Qué le pasa señor? – Mire, el subdirector me ha mandado al despacho del director, el director me ha despedido, mi mujer me ha pedido el divorcio, mi hijo ya no me quiere, un policía me ha mandado a la cárcel, otro me ha matado, en el cielo un ángel me ha mandado al infierno, el diablo me ha mandado aquí y todo porque no he visto un pingüino.
    – ¿Que no ha visto un pingüino? ¡Yo tampoco!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • La historia de un pirata

    Un marinero y un pirata se encuentran en un bar y se empiezan a contar sus aventuras en los mares.

    El marinero nota que el pirata tiene una pierna de palo, un garfio en la mano y un parche en el ojo y le pregunta al pirata:
    – ¿Y cómo terminaste con esa pierna de palo?
    El pirata le responde:
    – Estabamos en medio de una tormenta y una ola me tiró al mar, caí entre un montón de tiburones. Mientras mis amigos me subían un tiburón me arrancó la pierna de un mordisco.
    – !Guau! – replicó el marinero. – ¿Y qué te pasó en la mano, por qué tienes ese garfio?
    -Bien…. estábamos abordando un barco enemigo y mientras luchábamos con nuestras espadas contra los otros marineros, un enemigo me cortó la mano.”
    – ¡Increíble! – dijo el marinero -¿Y qué te paso en el ojo?”
    – Una paloma que iba pasando y me cayó excremento en el ojo.
    – ¿Perdiste el ojo por un excremento de paloma?
    – Bueno… es que era mi primer día con el garfio…

    El taxista nervioso

    Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta.
    El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.
    Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:
    – Mire amigo, jamás haga eso otra vez!!!. Casi me muero del susto!!!!.
    El pasajero le pide disculpas y le dice:
    – No pensé que fuera a asustarse tanto si le tocaba el hombro.
    El taxista le dice:
    – Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
    – ¿Y qué hacía antes?.
    – Fui chófer de un coche funerario durante 30 años.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Chistes geniales de la abuela y una hada madrina

    Chistes Geniales buenos, largos de abuelos

    Chiste de la abuela y su hada madrina …

    Una anciana de 72 años mientras estaba sentada en una mecedora, al tiempo que acarició un gordo y un bonito gato, se presenta su hada madrina y le dice:

    – He decidido concederte tres deseos, ¿hay algo que tu corazón todavía anhela?

    La anciana estaba encantada, y después de unos momentos, casi en voz baja, pronunció su primer deseo:

    – Quiero ser una mujer rica – pide.

    Al instante, su mecánica se convirtió en oro sólido.

    La anciana estaba aturdida. Su viejo gato fiel, salmón de su regazo y corrió al borde del porche, temblando de miedo.

    La anciana dijo:

    “¡Oh, gracias, Hada Madrina!”

    – Cual es tu segundo deseo:

    – Quiero ser otra vez que bella señorita que fui.

    Al instante, su deseo se hizo realidad, y su hermoso rostro juvenil regresó, el vigor y la vitalidad largamente olvidados para recorrer su alma.

    Entonces el Hada Madrina dijo:

    Tienes un último deseo más, ¿qué vas a desear?

    – Quiero que mi gato se convierta en un hermoso y apuesto príncipe azul.

    Al instante el gato se convirtió en un joven musculoso de facciones perfectas y ojos azules como el océano se acerca a su “Dueña”, le acaricia la frente y le dice:

    – Seguro que ahora te vas a arrepentir de haberme castrado.

    Otro chiste más…

    Indio saber mucho

    Un vaquero encuentra un indio acostado a la orilla del camino con la oreja pegada a tierra. Curioso por esta costumbre india le pregunta qué pasa. El indio le contesta:
    – Carreta grande, cuatro ruedas, cuatro caballos, carreta llevar hombre blanco, rifle en brazos, al lado hombre blanco, mujer bonita, pelo largo, mujer llevar niño recién nacido en brazos.
    El vaquero sorprendido le comenta:
    – ¡Caramba!, yo había escuchado de la habilidad de los indios para detectar si vienen caballos o carretas con solo pegar el oído a tierra pero usted me ha sorprendido, ¿Cómo es que puede dar tantos detalles con solo pegar su oído a tierra?
    – Es que, ¡Acaba de pasarme por encima!

    Zapatos pequeños

    Un señor entra a una zapatería y se le acerca el vendedor:
    -Buenas tardes, ¿En qué puedo ayudarle señor?
    -Quiero unos zapatos del número 42.
    -Verá, señor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
    -Eso no me importa, yo quiero un número 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
    -Está bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
    El dependiente le trae unos zapatos del número 42; el hombre se los prueba y le dice:
    -Perfecto, me los llevo puestos.
    Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compró unos zapatos tan pequeños, se le acerca y le dice:
    -Señor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¿cómo es que compra sus zapatos tan pequeños, si se ve que está sufriendo porque no le quedan bien?
    – Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me engaña con un compañero de trabajo; mi hija es de la vida fácil; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares… ¡El único placer que tengo en esta vida es llegar a casa y quitarme estos malditos zapatos!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Todo por un dólar este fin de semana

    Todo por 1 dólar este fin de semana

    Un hombre recibe un en su email  un anuncio promocional de fin de semana de un club de golf donde todo costaría un dólar.

    Lógicamente, la oferta era tentadora y se dirige a pasar unos días de diversión bajo el sol.

    Llega al resort y se juega una ronda de golf. Le costó un dólar.

    Cuando va a cenar esa noche, le cuesta otro dólar.

    Se fue a descansar y su habitación también solo le costaba un dólar la noche.

    El día anterior a su salida, se dirige a jugar una última ronda y se detiene en la tienda de golf para que le envíen 3 pelotas a su habitación

    Cuando vaya a pagar a la mañana siguiente, mira la factura y ve lo siguiente:

    • Ronda de Golf: 1 $
    • Cena: 1 $
    • Habitación: 1 $
    • 3 de pelotas de golf: 3000 $

    Asombrado se dirige a la administración y le pregunta al gerente:

    Me puede explicar, ¿de qué se trata todo esto?

    Se supone que todo cuesta un dólar,. ¿y usted me cobró tres mil dólares por tres pelotas de golf?

    Lo siento, señor, dijo el gerente, pero no leyó la letra pequeña en nuestro anuncio promocional.

    Eso es lo que cuestan nuestras pelotas de golf.

    Bueno, dijo el hombre, si quisiera gastar esa cantidad de dinero, podría haberme ido a ese lujoso hotel al otro lado de la calle y pagarles mil dólares por día por una habitación.

    ¡Al menos hubiera sabido lo que estaba pagando!”

    Así es, señor, podría haberlo hecho, dijo el gerente.

    En ese hotel te pillan por la habitación.

    ¡En este hotel te pillamos por las pelotas!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Chiste, congreso feminista en el continente europeo

    Chistes largos

    En un congreso feminista europeo se reúnen las representantes más destacadas del movimiento de Alemania, Reino Unido, y España.
    Motivo del Congreso: exponer sus experiencias en el terreno de la educación de los maridos para que realicen las tareas domésticas.
    La primera en hablar es la alemana:
    – Un día le dije a mi marido: a partir de mañana me niego a hacer la comida. Será una tarea de la que te encargas tu. Y si tu no lo haces, pues no comemos. Y el primer día no vi que la cosa funcionara, el segundo ya fue a la compra, y el tercer día ya había cocinado un codillo para saborear los dedos.
    Le toca el turno a la británica:
    – Pues yo, lo mismo, un día le dije que sería su responsabilidad la limpieza de la casa, que yo ya no lo volvería a hacer. Y el primer día, no vi nada, el segundo, vi que mi marido comenzaba a limpiar los cristales, y al tercero, tenia la casa como el oro.
    Por fin, habla la española:
    – Le dije a mi marido que me negaba a plancharle su ropa. Y el primer día, no vi nada, el segundo ya comencé a ver un poquito por el ojo izquierdo.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • En la fiesta de un excéntrico millonario

    Chistes largos y buenos – En la fiesta de un excéntrico millonario

    En la fiesta de un excéntrico millonario

    Un rico hace una fiesta en una de sus mansiones.

    En esto que el rico coge un micrófono y se dirige a los invitados:

    -¡Oiganme un momento!

    Quería mostrarles alguna de mis pertenencias.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • El genio de la lampara

    Chistes buenos

    Un árabe consigue una lámpara,la frota, el genio sale y le dice:

    – Solo te puedo conceder un deseo.

    El árabe le muestra un mapa y le pide paz para el Medio Oriente.

    El genio le dice que eso es imposible, ya que tienen 5.000 años en guerra y no lo han logrado aún, que pida otra cosa más fácil.

    El árabe pide una mujer joven, bonita, cariñosa, con sentido del humor, limpie, lave, planche, cocine, que no hable mucho, que sea fiel, que no sea celosa, que no le importe el dinero y que no pregunte tonterías…

    El genio suspira y le dice:

    – ¡¡¡Pasame el mapa, pa’ ver como soluciono el tema del Medio Oriente!!!!!

     

    Quizás te pueda interesar: 

    Chistes de la abuela y la hada madrina

    A una anciana de 72 años mientras estaba sentada en una mecedora, al tiempo que acariciaba un gordo y bonito gato, se le presenta su hada madrina y le dice:

    – He decidido concederte tres deseos, ¿hay algo que tu corazón todavía anhela?… Leer más+

    https://chistesgeniales.com.co/chistes-de-la-abuela-y-la-hada-madrina/

     

    Chistes largos y buenos – En la fiesta de un excéntrico millonario

    En la fiesta de un excéntrico millonario

    Un rico hace una fiesta en una de sus mansiones.

    En esto que el rico coge un micrófono y se dirige a los invitados:

    -¡Oiganme un momento!

    Quería mostrarles alguna de mis pertenencias.
    A mi derecha, pueden contemplar mi colección de ferraris. Tengo más de 20 modelos distintos.

    Todos los invitados aplauden, echan fotos, todos maravillados.

    -A mi izquierda pueden ver mi colección de aviones. Tengo modelos de todas las épocas, desde la 1º Guerra Mundial hasta nuestros días.

    La gente aplaude aún más fuerte, se ven flashes por todos la… LEER MÁS+

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • El capataz y el hacendado

    Chistes largos – El capataz y el hacendado

    Un hacendado se va por negocios a la ciudad por dos semanas, y deja todo al cuidado de su capataz.

    Ya sabes, cuida bien todo, no vaya a pasar algo.

    No se preocupe patrón, que nada va a suceder.

    No sé, lo que pasa es no confío en ti porque eres bien bruto.

    Dos semanas después vuelve el hacendado.

    Y, Pepe, ¿Alguna novedad?

    No patroncito, nada ha pasado.

    ¿Estás seguro? Que tú eres medio bruto.

    Bueno, ahora que lo dice, sí pasó algo, se murió su gato.

    ¡Mi gato de angora! ¿Cómo que se murió mi gato?

    Se murió de indigestión.

    ¿Cómo que de indigestión? Si sólo comía atún y caviar.

    Es que comió carne de caballo.

    ¿Qué caballo?

    Su caballo pues patrón, es que se murió y había que aprovechar la carne.

    ¡Bruto! ¿Qué pasó con mi caballo de paseo?

    Se murió del esfuerzo.

    ¿Qué esfuerzo?

    Pues de cargar agua.

    ¡Agua! ¿Para qué?

    Para apagar el incendio.

    ¿Qué incendio?

    El de su casa, pues.

    ¿Mi casa de campo? ¡Qué le hiciste a mi casa!

    Nada, se quemó por la vela.

    ¿Qué vela?

    La del velorio de su esposa.

    ¡Mi esposa infeliz! ¿Qué le pasó?

    Se murió de la impresión.

    ¿Qué impresión?

    ¡Sí! De la impresión de ver a sus hijos ahogarse.

    Y el hacendado le empieza a golpear al capataz, cuando éste suplicando dice:

    ¡Ya no más! ¡Ya no más patroncito!

    De haber sabido que se iba a poner así, no le contaba lo del gato.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • La moto deportiva ninja

    Resulta que un conocido tipo se compra un auto último modelo y lo sale a probar por la autopista.

    Pone primera (60 km/h), segunda (90 km/h) tercera (110 km/h).

    Cuando estaba acelerando para poner cuarta una Moto Ninja se le pone a la par.

    El conductor de la moto inclina su cabeza, mirando al conductor del automóvil, con la mirada fija hacia los ojos del tipo le dice:

    – ¿Conoces la Ninja?, acelera la moto a fondo y se escapa a gran velocidad.

    El conductor del automóvil muy ofendido por el insulto del motorista, acelera hasta alcanzarlo.

    Cuando estaban a la par nuevamente, el motorizado le dice por segunda vez:

    – ¿Conoces la Ninja?, y otra vez se escapa a gran velocidad.

    El conductor empieza a acelerar hasta alcanzarlo.

    El hecho se repite, y así una vez más el motorista se aleja pero esta vez, a una velocidad que el automóvil no puede alcanzar.

    Luego de conducir tranquilo por un rato al llegar a una curva ve al motorista tirado en el suelo, la moto 30 metros más adelante toda rota.

    El motorista agonizando en el suelo, el conductor se acerca y le dice:

    – Ja, eso te pasa por andar provocando a la gente con tu motito.

    Mira lo que quedó de tu moto.

    A lo que el motorista como puede respondió:

    – Yo te preguntaba si conocías la Ninja, para ver si sabías dónde estaba el freno…

    Compartir
    Seguir leyendo →
Facebook Comentarios
Compartir