Chistes largos

  • La piscina de unos cocodrilos
    Un rico hace una fiesta en una de sus mansiones. En esto que el rico coge un micrófono y se dirige a los invitados:
    -¡Oídme un momento! Querría mostraros alguna de mis pertenencias. A mi derecha, podéis contemplar mi colección de ferraris. Tengo más de 20 modelos distintos.
    Todos los invitados aplauden, echan fotos, todos maravillados.
    -A mi izquierda podéis ver mi colección de aviones. Tengo modelos de todas las épocas, desde la 1º Guerra Mundial hasta nuestros días.
    La gente aplaude aún más fuerte, se ven flashes por todos lados, algunos invitados se desmayan, algo impresionante, vamos.
    -Y aquí, delante mía, podéis ver esta piscina, en la cual tengo 10 cocodrilos africanos …
    La gente vuelve a aplaudir, maravillada
    -… Pues bien, os propongo algo. Quién sea capaz de atravesar esta piscina, recibirá una de mis colecciones, a elegir entre la de ferraris y la de avio…
    No le da tiempo a acabar la frase cuando uno de los invitados salta a la piscina. El tío no lleva ni dos segundo en la piscina y ya se le han echado encima 4 cocodrilos. El invitado empieza a lanzar patadas, puñetazos, cabezazos, mientras los cocodrilos, que van aumentando un número le muerden, le arrancan las ropas, se meten al invitado en la boca, se lo van pasando de boca en boca… El tío tiene tantas heridas que los animales ya no saben por donde cogerlo. Pero al cabo de media hora, el invitado logra salir de la piscina. El rico está fascinado y se dirige a él.
    -¡Impresionante, ha sido increíble!
    Todos los invitados empiezan a aplaudir, nadie puede salir de su asombro ante lo que acaban de ver. El rico retoma la palabra:
    -Bueno, enhorabuena, acabas de conseguir uno de los regalos que he propuesto. Muy bien, ¿adónde quieres que te mande los ferraris?
    El invitado responde:
    -No quiero los ferraris
    -Bueno pues entonces dime adónde te mando los avi…
    -No quiero los aviones
    El rico se extraña:
    -¿No quieres ni los ferraris ni los aviones?
    -No – responde el invitado.
    El rico no da crédito, pero cómo ha quedado tan complacido por la exhibición decide ofrecerle algo mejor.
    -Voy a hacer una cosa. Te doy todas mis mansiones. Dime tu nombre para que ponga las escrituras de las casas a tu nombre
    -No quiero tus mansiones
    El rico se enfada.
    -Bueno, ¿se puede saber que es lo que quieres entonces?
    -Yo lo que quiero es saber quién es el desgraciado que me ha tirado a la piscina.
    Compartir
    Seguir leyendo →
  • La familia y sus malas costumbres

    Chistes largos – Mala costumbre familiar.

    Un hombre está paseando por el campo con su bicicleta nueva cuando ve que va a llover, así que decide buscar refugio y se dirige a una casa.

    Le abre un hombre muy amable que le invita a cenar.

    Cuando el ciclista entra en la casa, ve que está llena de platos sucios por todas partes, y el de la casa le explica:

    – Si, vera, es que hace tiempo decidimos que lavaría los platos aquella persona que hablase durante la cena, y claro, ahora estamos todos dispuestos a lo que sea para no tener que fregar todas estas montañas.

    Por cierto, esto también le incluye a usted…

    Total, que se ponen a cenar y el ciclista, que está impresionado por la cantidad de basura que hay por todas partes, decide hacer que alguien hable, y entonces le toca una teta a la hija mayor.

    Como nadie dice nada, este tío procede a levantarle las faldas y se la cepilla allí mismo, pero todo el mundo sigue callado, así que a continuación se dirige a la hija menor y también la cepilla delante del resto de la familia.

    Pero nadie osa abrir la boca, de forma que el ciclista, más decidido que nunca, se trajina a la madre, y de nuevo no se oye nada.

    El ciclista no sabe que hacer, y oye un trueno; entonces se acuerda de la bici y de que tiene que cubrirla de la lluvia, así que coge un papel, escribe una nota diciendo:

    “Tiene vaselina ?” y se la da marido, que inmediatamente se levanta y dice :

    – Está bien, yo fregare los malditos platos !!!

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Adolescente embarazada.

    Una adolescente va a conversar con su mamá y le dice que desde hace un par de meses no tiene el período.

    Preocupadisima, la mamá compra en la farmacia un kit del embarazo y el resultado  es que la señorita está encinta.

    Gritos, lamentos, lágrimas; quién ha sido el cerdo; venga, quiero saberlo; ahora se lo dices a tu padre, etc., etc. La chica, una vez a solas toma el teléfono y hace una llamada.

    Media hora después se detiene ante la casa un Ferrari, del que sale un tipo maduro y distinguido, de pelo entrecano, vestido elegantemente.

    Toma asiento en el salón ante el padre, la madre y la hija, y dice:

    – Buenos días, su hija me ha informado del problema.

    Sin embargo yo no puedo casarme con ella porque tengo otra situación familiar, aunque me haré cargo.

    Si nace una niña le puedo legar 3 tiendas, 2 apartamentos, una villa en el mar y una cuenta de 500.000 dólares.

    Si nace niño el legado es un par de fábricas, además de los 500.000 dólares.

    Y si son gemelos,una fábrica y 250.000 dólares por cabeza.

    Pero si se perdiera…

    En este punto el padre, que había permanecido callado todo el tiempo, se levanta, le apoya una mano en el hombro y le dice:

    – … -¡Pues te la tiras otra vez a mi hija!.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Mi perro es el más inteligente

    Cinco hombres alardean sobre la inteligencia de sus perros.

    El primero es ingeniero, el segundo contador, el tercero químico, el cuarto experto en informática y el quinto empleado público.

    Para alardear, el ingeniero llamó a su perro:

    – Escuadra. ¡Enséñanos tu rutina! Escuadra trotó hasta un escritorio, agarró un poco de papel y una lapicera, y rápidamente dibujó un círculo, un cuadrado y un triángulo.

    Todos admitieron que esto era casi increíble. Pero el contador dijo que su perro podía hacer algo mejor.

    Llamó a su perro y le ordenó:

    – Formulario, Enséñanos tu rutina!.

    Formulario fue hasta la cocina y volvió con una docena de galletitas. Las dividió en 4 pilas iguales de 3 galletitas cada una. Todos admitieron que eso era genial.

    Pero el químico dijo que su perro podía hacer algo mejor.

    – Medida, ¡Enséñanos tu rutina!

    Medida se levantó, caminó hasta la heladera, tomó un 1/4 litro de leche, agarró un vaso mediano y lo llenó completamente de leche sin volcar ni una gota.

    Todos aceptaron que esto era muy impresionante.

    El experto en informática sabía que podía ganarles a todos.

    – Disco Rígido, ¡Enséñanos!

    Disco Rígido atravesó el cuarto y encendió la computadora, controló si tenía virus, mejoró el sistema operativo, mandó un e-mail, e instaló un jueguito excelente y novedoso.

    Todos sabían que esto era muy difícil de superar.

    Entonces, los cuatro hombres miraron al empleado público y le dijeron:

    – ¿Qué puede hacer tu perro?

    El empleado público llamó a su perro y dijo:

    – Descanso, ¡Enséñanos tu rutina, chico!

    Descanso se paró de un salto, se comió las galletitas, se tomó la leche, borró todos los archivos de la computadora, acosó s3xualmente a los otros cuatro perros, alegó que al hacer esto se había lastimado la espalda, interpuso una denuncia por condiciones insalubres de trabajo, reclamó mayores sueldos para los trabajadores y se fue a su casa con licencia por enfermedad de 6 meses.

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Vendedor con buenos reflejos

    Un joven trabajaba en la sección verdulería de un supermercado.

    Llega un señor de traje y le pide media lechuga.

    El joven le pide que espere un poco que tiene que consultar al jefe.

    Llegado a la oficinita del fondo donde estaba el jefe, le dice:

    Jefe, ahí hay un huevón que me pide media lechuga.

    Estaba apenas terminando de decir esto cuando se dio cuenta que el mismo tipo estaba detrás de él.

    Pero rápido de reflejos, el joven continúa, y aquí, este caballero ofrece comprar la otra mitad. (Señalando al cliente vestido con un buen traje).

    El jefe consintió la operación.

    El chico despachó la media lechuga y el jefe lo llama a la oficina de vuelta:

    Me di cuenta que casi te metiste en un gran problema, hace un rato, pero saliste muy bien, pensando realmente rápido, y eso nos gusta acá. ¿De dónde eres?

    De Brasil

    Ah, sí. Y ¿por qué te viniste para acá?

    No me gustaba mucho allí.

    En Brasil hay solamente p#t#s y jugadores de fútbol.

    Mira tu, mi esposa es brasileña.

    No me diga… Y… ¿En qué equipo jugaba?

    Jajajajajajaja

    Vector Imagen: freepik.es

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • El contador sordomudo y el mafioso

    Un jefe de la mafia descubrió que su contable había desviado 10 millones de dólares de la caja.

    El contable era sordomudo. Por eso fue admitido en el trabajo, pues como no podía oír nada, en caso de una eventual detención y proceso, no podría actuar como testigo.

    El jefe le llamó para interrogarlo y llevó consigo a su Abogada, que conocía el lenguaje de signos.

    El jefe pregunta al contable:

    – ¿Dónde están los 10 millones que te llevaste?

    La abogada, usando el lenguaje de signos, le hizo llegar la pregunta al contable, que a su vez respondió con signos:

    – Yo no sé de qué están hablando.

    La abogada lo tradujo para el jefe:

    – Dice que no sabe de qué le hablamos.

    El mafioso sacó un pistola calibre 357 mágnum y apuntó a la cabeza del contable, gritando:

    – ¡Pregúntale de nuevo!

    La abogada por medio de signos le dice:

    – Te va a matar si no le cuentas dónde está el dinero.

    El contable responde con signos:

    Bien, usted gana.

    El dinero está en una maleta marrón de cuero, que está enterrada en el jardín de la casa de mi primo Enzo, en el Nº 400 de la calle 26, bloque 6 del barrio de Santa Martha, mi primo no está ahora y no volverá hasta dentro de dos meses.

    El mafioso pregunta a la abogada:

    – ¿Qué dice?

    La abogada responde:

    – Dice que no tiene miedo de morir, y que usted no tiene huevos para apretar el gatillo…

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • ¿Cuál es su verdadera profesión?

    Estaba un hombre dando de pastar a su rebaño de ovejas, cuando de repente aparece por el inhóspito camino una camioneta Navigator 4×4 full equipated y reluciente.
    Se detiene frente al viejito y se baja un chaval de no más de 30 años. Traje negro, camisa blanca “Hugo Boss” y zapatos “DKNY” se acerca al viejo y le dice:

    – Señor si yo le adivino cuántas ovejas tiene usted. en su rebaño, ¿me regala una?

    El viejo responde con algo de asombro:

    – Sí, cómo no.

    Entonces el joven vuelve a su 4×4 y saca un Mac Book Pro se conecta a la Red de Redes, baja una base de datos de 300 TB.

    Entra a una página de la NASA, mediante un satélite identifica la zona exacta de donde está el rebaño, calcula el promedio histórico del tamaño de una oveja tipo “Merino” mediante una tabla dinámica de Excel y, con la ejecución de algunas Macros personalizadas en Visual Basic, logra completar el diagrama de flujo.

    Luego de tres horas le responde al viejo…

    – Usted tiene 1347 ovejas, 256 machos y 1091 son hembras y 4 pueden estar embarazadas
    El viejo asintió y le dijo que efectivamente, así era, y que se podía llevar una oveja. El joven tomó una y la cargó en su 4×4. y estaba por irse, cuando el viejo lo detuvo y le preguntó:
    – Disculpe, pero si yo llegase a adivinar cuál es su profesión, ¿Ud me devuelve mi oveja?
    El joven le dijo sonriente:
    – Seguro, hombre, dijo mientras abría la puerta de su camioneta para marcharse.
    El viejo entonces contestó:
    – Usted es Comercial de telefonica
    El joven, sorprendido completamente, dijo:
    – ¡Exacto! ¿Cómo se dio cuenta?
    El viejo le respondió:
    – Por 4 razones:
    – Primero, por mamón;
    – Segundo, vino sin que yo le llamara;
    – Tercero, me cobró por decirme algo que yo ya sabía;
    – Y Cuarto, se nota que no tiene ni idea del negocio.
    – Devuélvame a mi perro
    Compartir
    Seguir leyendo →
  • El taxista y el loco

    Chiste de locos

    Un taxista pincha una rueda en frente a un manicomio. El taxista se dispone a cambiar la rueda, con tan mala suerte que no se da cuenta que las tuercas se le fueron por una alcantarilla de agua, al darse cuenta no sabe que hacer.

    A todo esto hay un loco que estaba observando lo que le sucedía al taxista. Entrando en conversación el loco con el taxista, dicen:
    – Señor, qué le paso?
    – Perdí las tuercas en la alcantarilla, y no se como voy a ajustar la rueda de auxilio.
    – Aaaaaah, ya entiendo, por qué no saca una tuerca de cada una de las 3 ruedas y se la pone en la de auxilio.
    – Pues tiene usted toda la razón. Muchas Gracias! Le puedo hacer una pregunta?
    – Si claro.
    – Por qué está encerrado en el manicomio? Es inteligente usted, al darme la idea de las tuercas.
    – Bueno… es que yo estoy encerrado por loco, no por estúpido.
    Compartir
    Seguir leyendo →
  • La ciber explicación para mi hijo.

    Chistes largos

    Un buen día, un hijo le pregunta a su padre:

    – Papá, ¿Cómo nací yo?

    – Muy bien hijo, algún día debíamos hablar de esto, así que te voy a explicar lo que debes saber:

    Un día, Papá y Mamá se conectaron a las redes sociales y se hicieron amigos.

    Papá le mandó a Mamá un e-mail para vernos en un ciber cafe.

    Descubrimos que teníamos muchas cosas en común y nos entendíamos muy bien.

    Cuando no estábamos frente al laptop, chateabamos por el BlackBerry.

    Y así nos fuimos enamorando hasta que un cierto día decidimos compartir nuestros archivos.

    Nos metimos disimuladamente en el W.C. y Papá introdujo su Pendrive en el puerto USB de Mamá.

    Cuando empezaron a descargarse los archivos nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado del software de seguridad y que no teníamos Firewall.

    Ya era muy tarde para cancelar la descarga e imposible de borrar los archivos.

    Así es que a los nueve meses…

    Apareció el VIRUS!

     

    Compartir
    Seguir leyendo →
  • Cuatro enfermeras cuentan su anécdota después de haber pasado una noche íntima con sus parejas

    Chistes largos de enfermeras

    Las 4 enfermeras de un hospital muy reconocido se reúnen en la cafetería de este, después de haber pasado una noche de s3xo en el mismo, y se ponen a comentar:
    – El médico con que me acosté anoche creo que era un anestesista.
    – ¿Por qué? Preguntan las otras.
    – Porque no sentí nada, pero nada de nada
    – Pues yo debí acostarme con el Director
    – ¿Por qué?
    – El daba órdenes y todo el trabajo lo tuve que hacer yo
    – Jaaa!!! El mío debió ser un médico Residente. Se pasó todo el rato preguntando, ¿Va todo bien? ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Es así cómo se hace?:

    La 4ta Enfermera estaba con una cara de gran felicidad y le preguntan:
    – ¿Y tu con quién te acostaste?
    – PUES YO CREO QUE EL MÍO ERA TÉCNICO RADIÓLOGO, FUE UNA MARAVILLA ME LO HIZO EN ANTERO-POSTERIOR, POSTERO-ANTERIOR, LATERAL, OBLICUO, DINÁMICO. Y CUANDO TERMINÓ ME DIJO:
    -TE MOVISTE MUCHO… HAY QUE REPETIR TODO DE NUEVO.

    Compartir
    Seguir leyendo →
Facebook Comentarios
Compartir