Entre el cielo y el infierno en ¿cuál de los dos quedará Jaimito?

Chistes de Jaimito – Entre el cielo y el infierno en ¿cuál de los dos quedará Jaimito?

Jaimito que ya tenía una cierta edad bastante avanzada murió y fue enviado a la antesala del cielo, al llegar vio un letrero que decía.

Bienvenido al cielo tiempo de espera 553 años,

-¿553 años? Se preguntó Jaimito y dijo: eso es mucho tiempo, pero siempre se ha dicho que después de la muerte el tiempo no es igual que en la tierra, probablemente será menos tiempo.

Y San Pedro que se encontraba allí con él le dice a Jaimito.

-En eso tiene algo de razón joven, aquí el tiempo pasa diferente a la tierra, aquí es más lento no sé porque la gente cree que todo es más rápido acá arriba.

Entonces Jaimito ve pasar un niño que se va directo con san pedro, sin el tiempo de espera de 553 años.

Él niño comienza a cantar:

Naranja dulce, limón partido, dame un abrazo que yo te pido.

-San Pedro le dice: bienvenido al cielo hijo mío, pasa.

Y el niño pasa directo al cielo, sin ningún problema, pero Jaimito molesto le reclama a San Pedro:

-Ey, ese niño no espero nada de tiempo, y entro directamente, no es justo.

Y se le aparece un Arcángel y le dice a Jaimito:

-Lo que pasa es que usted no leyó la letra chiquita del letrero.

Jaimito comienza a leer:

-“Todos los niños entran sin espera al cielo, cantando la canción de “Naranja dulce, limón partido” Pues yo no me voy a quedar aquí esperando 553 años para cuando se les ocurra dejarme pasar, yo me voy al infierno.

-Arcángel: pues suerte con eso, el infierno está lleno y solo queda esperar.

Jaimito ignoro al Arcángel y se fue directo al infierno, al llegar a este encuentra otro letrero que decía:

-“Bienvenido al infierno, tiempo de espera 5054 años, ¿5054 años? eso es una locura yo no puedo esperar tanto tiempo en el limbo.

En eso que estaba Jaimito molesto por tanto tiempo de espera se le aparece el diablo y le dice:

-Lo siento amigo pero estamos saturados, pero si quieres te puedo conceder un deseo, para que te entretengas un rato en lo que pasa el tiempo.

-Con que puedo pedir un deseo, ummm ya se de esta manera le ganare al sistema, quiero que me conviertas en un enano.

Y el diablo le concede el deseo convirtiéndolo en enano:

-Bueno si eso es lo que quieres concedido.

En eso el diablo mueve su tridente y Jaimito se convierte en un enano.

-Jaimito: vaya, vaya si funciono, ahora solo necesito, irme a cortarme el pelo y rasurarme todo el cuerpo, intentare engañar a San Pedro y entrar al cielo como niño, como un bebe.

El diablo le dice a Jaimito:

-Puedes usar mi baño, que está al fondo de la derecha, y ya largo de aquí no me hagas perder mi tiempo.

Jaimito se retiró del infierno, pero antes paso al baño para quitarse todo el pelo del cuerpo, al llegar al cielo paso a un lado del Arcángel y Jaimito paso desapercibido, y se presentó inmediatamente frente a San Pedro y empezó a cantar como un bebe:

-“Naranja dulce, limón partido dame un abrazo que yo te pido”

En eso sale San Pedro y le dice:

“Serás enano, serás lampiño, pero esos hu3.vos no son de niño”  

Facebook Comentarios
Compartir