El borracho en una fiesta

Una vez en una fiesta que un político bebió mucho y se emborrachó muchísimo, entonces vio a una persona toda de negro, se acercó a ella y le dijo:

A ver, la viudita que baile conmigo esta pieza.

La persona molesta le dijo:

Señor, yo no voy a bailar con usted por tres motivos:

Primero porque usted es un borracho mal educado

Segundo porque el himno nacional no se baila…

Y tercero porque yo no soy una viudita, yo soy el obispo.

Facebook Comentarios