Control de alcoholemia a un conductor

    Control de alcoholemia a un conductor

    Un policía de tránsito detiene a un hombre que va conduciendo velozmente y de forma peligrosa.

    Le dice que se baje del auto, y cuando el otro obedece le ordena que sople en el detector de alcohol.

    El detenido responde:

    – No puedo hacerlo, oficial.

    – ¿Por qué no?

    – Porque soy asmático, y si soplo en ese tubo me puede dar un ataque de asma.

    El policía le dice entonces:

    – Bueno, sólo deme una muestra de orina que pueda analizar en la estación. 

    – No puedo hacerlo, oficial.

    – ¿Por qué no?

    – Porque soy diabético, y si orino se me puede bajar el azúcar.

    El policía dice:

    – OK, en ese caso le tomaré una muestra de sangre.

    – No puedo hacer eso, oficial.

    – ¿Por qué no?

    – Porque soy hemofílico, y si me toma una muestra de sangre moriré desangrado.

    El policía dice por fin:

    – Entonces camine derecho sobre esta línea blanca.

    – No puedo hacerlo, oficial.

    – Y ahora ¿Por qué no?

    – Porque estoy borracho…

    Facebook Comentarios
    Compartir