Chistes cortos – ¿Cuál es el colmo de Popeye?


Chistes geniales y cortos

¿Cuál es el colmo de Popeye?
Cocinar con aceite de oliva.

Aquí unos buenos chistes cortos y geniales, para que le sonrías a la vida.

Celos 
 – ¿Amor estás celosa?
– No
– ¿Cariño estás celosa?
– No
– ¿Seguro?
– ¡¡TE DIJE QUE NO!!
– ¿Me das un beso?
– Pídeselo a ESA que le dio like a tu estado en el Face.

Obediente 
 – ¿Pero qué haces hablando con una zapatilla.
– Aquí pone “CONVERSE”…

Obsesión 
 Cariño, creo que estás obsesionado con el fútbol y me haces falta.
– ¡¿Qué falta?! ¡¿Qué falta?! ¡¡Si no te he tocado!!

Inglés 
 – ¿Qué tal vas de inglés?
– Perfecto.
– ¿Sabes qué es ”I am”?
– Fácil. La 1 de la mañana…

Nombres
-Papá, papaaaa, porque llamamos al perro nuestro José Luis.
-Porque el perro es como uno mas de la familia.
-Papá, tu quieres más al perro qué a mi, nooo?
-Por qué lo preguntas, Sultán?

Primerizo 
 En la sala de maternidad el jubiloso padre tomaba cientos de fotos de su bebé recién nacido. Le pregunta la enfermera: ¿Su primer hijo, señor? No, ya tengo cinco, !Es mi primera cámara!


Cortos Robo 
 – ¿Así que robó las barras de pan porque tenía hambre?
– Sí señor juez.
– ¿Y por qué además se llevó el dinero que había en la caja?
– Porque no sólo de pan vive el hombre.

Cortos Contrato claro 
 Después de medio siglo de matrimonio, él se muere, y al poco tiempo después, ella también y se va al cielo…
En el cielo, ella encuentra al marido y corre hasta donde él y le dice:
– ¡Queridoooooo! ¡Que bueno encontrarte!
Y él responde:
– ¡No me vengas con esas! El contrato fue clarito: ¡Hasta que la muerte nos separe!

Ballena! 
 Un borracho está gritando en la playa:
-¡Una ballena, una ballena!
Y salen del agua todos los bañistas corriendo. Después se acercan los policías y preguntan al borracho:
– ¿Donde está la ballena?
– Y le responde:
– No, no señor, es que se me han caído dos botellas de cerveza al mar y una va llena.

Números 
– ¿Qué le dijo el 1 al 10?
– Para ser como yo, tienes que ser sincero.

Viaje 
 – Me voy dos semanas de viaje.
– Ah, qué bien, pues no te olvides de escribir.
– Espero que no, con lo que me costó aprender…

Facebook Comentarios