Va un cura corriendo porque lo persigue un león – Chistes geniales

Va un cura corriendo porque lo persigue un león cuando de repente el cura se arrodilla y dice:

– Señor, te pido que este león se vuelva cristiano.

– El león se arrodilla y dice:

– Señor, bendice estos alimentos que voy a consumir…

Yerno sorprendido
Un hombre va a un hotel con su amante y ve estacionado el auto de su suegro y dice:

  • Mira mi suegro, ¿con quién habrá venido?
    Lo voy a joder. Se acerca al auto y le roba el estéreo.
    Cuando el tipo sale del hotel, va a la casa del suegro a visitarlo y lo encuentra de mal humor, y le pregunta:
  • ¿Qué pasó suegrito, que lo veo tan molesto?
    El suegro le contesta:
    -¿Cómo no voy a estar molesto? Si le presté el auto a tu mujer para que fuera a la Iglesia ¡y le robaron el estéreo!

La más linda
Un borracho llega tarde en la noche a su propia casa y empieza a gritar:

– Reinita, ábreme la puerta que le traigo flores a la mujer más linda.

La mujer baja corriendo y abre la puerta y dice:

– ¿Dónde están las flores?

El borrachito contesta:

-A ver, y ¿dónde está la mujer más linda?

Codicioso
Un codicioso estaba hablando con Dios y le pregunta:

– Dios, ¿Cuánto es para ti mil años?

Y Dios le contesta:

– Un segundo.

– ¿Y un millón de pesos?

Y Dios le contesta:

– Un centavo.

Entonces el codicioso le dice:

– ¿Me das un un centavo?

A lo que Dios le contesta

– Espérate un segundo.

Terapia de pareja
Marido y mujer acuden al psicólogo tras 20 años de matrimonio. Cuando les preguntan cuál es el problema, la
mujer saca una lista larga y detallada de todo lo que ha tenido que soportar durante esos 20:

  • Poca atención
  • Falta de intimidad
  • Falta de comunicación
  • Vacío
  • Soledad
  • No sentirse valorada
  • No sentirse amada
  • No sentirse deseada, etc., etc., etc.
    Finalmente, el terapeuta se levanta, se acerca a la mujer, le pide que se levante y la abraza y la besa
    apasionadamente, la recuesta en el diván, le quita la ropa y, ¡pim, pam, pum! ¡La deja como un trapo!
    Mientras, el marido observa estupefacto, con una ceja más alta que la otra.
    La mujer se queda muda… Cuando el doctor termina, ella se acomoda la ropa, se arregla el cabello y se sienta en la
    silla medio aturdida.
    El terapeuta se dirige al marido y le dice:
  • “Esto es lo que su esposa necesita, al menos 3 veces por semana. ¿Cree que pueda?
    El marido lo medita un instante y responde:
  • Yo la puedo traer los lunes, pero los miércoles y viernes… ¡tengo fútbol!

Estacionamiento lleno
Un abogado llega tarde a un importante juicio y no encuentra estacionamiento… Levanta los ojos al cielo y dice:
-“Señor, por favor, consígueme un sitio para aparcar y te prometo que iré a Misa los domingos del resto de mi vida,
dejo las malas juntas y el vicio. Y jamás en mi vida me volveré a emborrachar… ¡¡¡Y dejo de acostarme con mi
secretaria, que además está casada!!!

  • Milagrosamente, en ese momento, aparece un sitio libre, el hombre aparca y dice:
    -“No te preocupes Señor que ya encontré uno, pero gracias de todos modos”

¿En son de qué?
Estos son unos vaqueros que están vigilando el fuerte y el vigía grita:
¡Vienen los indios! ¡Vienen los indios!
El coronel pregunta:
¿Vienen en son de guerra o de paz?
Ah, yo creo que vienen en son de relajo, fiesta, porque tienen la cara pintada, vienen bailando y con plumas en la
cabeza.


Antes y después del matrimonio

Antes del matrimonio:
ÉL : ¡Sí!, Por fin. Que duro fue esperar.
Ella : ¿Quieres dejarme?
ÉL : NO! Ni siquiera lo pienses.
Ella : ¿Tú me amas?
ÉL : Por supuesto, una y otra vez
Ella : ¿Alguna vez me has sido infiel?
ÉL : Noo! ¿Cómo te atreves siquiera a preguntar eso?
Ella : ¿Me besarías?
ÉL : En cada oportunidad que tenga
Ella : ¿Te atreverías a golpearme?
ÉL : ¿Estás loca? No soy ese tipo de persona
Ella : ¿Puedo confiar en ti?
ÉL : Sí
Ella : ¡Mi amor!
Después del Matrimonio: Lea de abajo a arriba

La sinceridad

Se encuentra el paciente tendido en la cama, en la misma habitación se encuentra su médico, abogado, esposa, y
sus hijos. Todos ellos esperando el suspiro final, cuando de repente el paciente se sienta, mira a su alrededor y dice:
– Asesinos, ladrones, mal agradecidos, y sinvergüenzas, y se vuelve acostar.
El doctor un poco confundido dice:
– Yo creo que está mejorando.
– ¿Por qué lo dice doctor?, pregunta la esposa.
– Porque nos ha reconocido a todos.

Facebook Comentarios