– Mamá, mamá, hay un pobre hombre que no para de gritar.

Chistes geniales

-Mamá, mamá, hay un pobre hombre que no para de gritar. ¿Me das algo para él?

-Bueno, toma. ¿Y qué dice?

-¡Helados, helados!

Facebook Comentarios