La excusa perfecta para llegar tarde a casa el día del amor y la amistad, día de San Valentín

Chistes geniales para el día de San Valentín

Un señor llega tarde a su casa el Día de los Enamorados pintado con manchas de lápiz labial.

Su mujer que lo estaba esperando con una cena especial, le pregunta:

– ¿Qué pasó?

El marido le responde:

– No me lo vas a creer, pero viniendo para casa, fui a comprarte un ramo de flores y me he peleado con un payaso porque me las quería quitar.

Facebook Comentarios