Dios prometió a Adán una compañera perfecta

Dios le prometió a Adán una compañera perfecta para su vida, pero a cambio le pedía un pulmón, un riñón, un ojo, una pierna y dos dedos de la mano.
Entonces Adán le dijo:
– ¿Y por una costilla qué me das?

Facebook Comentarios